Nuestro abogado José María Puelles imparte un Taller sobre la Ley de Segunda Oportunidad en el Colegio de Abogados de Granada

José María Puelles Valencia, abogado, administrador concursal e impulsor de nuestra plataforma www-webdesegundaoportunidad.com continúa impartiendo talleres de formación especializados en la ley de Segunda Oportunidad.

Una de sus últimas intervenciones ha sido en el Colegio de Abogados de Granada, donde ha participado en una actividad de formación organizada por los Grupos Especializados en Derecho de Consumo y Derecho Mercantil centrada en la Ley de Segunda Oportunidad, en la cancelación de las deudas y en el tratamiento que la Directiva 2019/1023 de la Unión Europea da a la exoneración del crédito público y la forma en la que esta se está trasponiendo en la legislación española.

Puede acceder al contenido íntegro de este Taller sobre Segunda Oportunidad en este Enlace: TALLER SOBRE SEGUNDA OPORTUNIDAD. José María Puelles Valencia. Colegio de Abogados de Granada

En este sentido, el abogado de www.webdesegundaoportunidad.com repasó los fines de la Directiva para armonizar los diferentes sistemas en materia de insolvencia de las personas físicas que tiene cada país.

Tras recorrer la regulación a nivel de Derecho Comparado, José María Puelles explicó a los asistentes el tratamiento de la Segunda Oportunidad en España a partir de las reformas de 2013 a 2015 y cómo los procedimientos concursales de personas físicas son, a día de hoy, casi más numerosos que los de empresas.

“La Segunda Oportunidad siempre ha sido la hermana pobre del Derecho Concursal, pero es una norma de extraordinaria importancia, porque es una de las pocas leyes que produce felicidad y bienestar y está dirigida a ayudar a las personas que lo necesitan”, comentó el letrado.

Sin embargo, el ponente advirtió de las limitaciones a esta figura que están planteándose a raíz del nuevo texto refundido de la Ley Concursal, con el que el Estado español pretende adaptar la normativa nacional a la europea y que, para el experto, supone un retroceso en la reforma sobre la segunda oportunidad por el gran número de requisitos nuevos que han de cumplirse para que se conceda.

Se refirió, en concreto, a la exclusión de la exoneración del crédito público que prevé el nuevo texto legal, pese a no estar contemplado en la directiva, lo que supondría que personas con alguna infracción tributaria, de seguridad social o del orden social, por ejemplo, no podrían acogerse a esta herramienta. Así, desgranó los nuevos requisitos y excepciones que contempla el futuro texto refundido, pormenorizando cómo esta reforma afectará a la aplicación de la Segunda Oportunidad si el poder público mantiene el tenor de la norma.

Tras esta primera intervención, el taller sobre Segunda Oportunidad proseguirá en marzo con otras dos sesiones en las que se abordará la función del abogado en esta clase de procesos y la perspectiva judicial en la sustanciación de estos procedimientos.

El despido y la reducción de ingresos como causas para acogerse a la ley de segunda oportunidad

Poder acogerse a la ley de segunda oportunidad para intentar cancelar de forma total o parcial las deudas que no se pueden pagar, exige cumplir una serie de requisitos. Sobre ello te asesoramos de forma personal y directa en nuestra web www.webdesegundaoportunidad.com

Entre estos requisitos destacan la falta o reducción de ingresos, no disponer de patrimonio suficiente para pagar a los acreedores y haber actuado de buena fe, entre otros motivos.

Junto a ello hay circunstancias que también refuerzan la posibilidad de acogerse al derecho de cancelar las deudas. Entre ellas hay algunas especialmente sensibles, como por ejemplo haber sufrido un despido laboral que acarree una drástica reducción de ingresos y que impida atender los compromisos de pago adquiridos con anterioridad.

Esto es lo que le ha pasado a un matrimonio de Valencia. Ambos tenían su puesto de trabajo. Sin embargo, en el año 2019 uno de los cónyuges fue despedido, con lo cual lo ingresos familiares se redujeron de forma considerable.

La primera consecuencia fue no poder atender varios préstamos con diferentes entidades bancarias que el matrimonio sí había podido atender hasta que ocurrió el despido.

Los importes totales pendientes de pago, más los intereses que no habían podido atender hasta que decidieron acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad ascendían a más de 77.000 euros.

Tras iniciar todos las gestiones previas de este procedimiento se propuso a los acreedores el primer paso que hay que dar legalmente: un acuerdo extrajudicial de pago a los acreedores con una propuesta mensual vinculada a los ingresos disponibles

Dado que las entidades financieras acreedoras no aceptaron esta propuesta de acuerdo, el caso pasó a un juzgado de Primera Instancia de Valencia. En este caso el juez una vez analizada toda la documentación y la situación de ambas personas aceptó cancelar la totalidad de la deuda de 77.000 euros, permitiendo a esta matrimonio poder iniciar una nueva vida sin la presión de los acreedores.

Asimismo el juzgado ha permitido a este matrimonio poder conservar la vivienda y el vehículo familiar. En el caso de la vivienda, cuando se encuentra al día en el pago de la hipoteca y el precio de venta está por debajo de las cantidades que aún se deben, los jueces permiten que se pueda seguir disfrutando, En el caso de otros bienes como por ejemplo un vehículo también se puede mantener si son esenciales para la actividad familiar o laboral.