Una mujer de Sevilla logra cancelar sus deudas y obtiene el Beneficio de la Exoneración del Pasivo nsatisfecho 

La Sección Segunda del Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla ha emitido un auto en el que concede el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI) a una mujer que ha logrado así cancelar una parte destacada de sus deudas gracias al mecanismo previsto en la Ley de Segunda Oportunidad.

En el procedimiento del concurso de esta persona física ha intervenido como administrador concursal el abogado José María Puelles Valencia, experto en la Ley de Segunda Oportunidad y promotor de la plataforma www.webdesegundaoportunidad.com. Puede acceder al auto en este enlace: 21.10.26 AUTO BEPI SIN CREDITO PUBLICO 2.pdf

En el auto el magistrado encargado de este concurso de persona física señala que procede conceder a esta mujer el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho reclamado por el administrador concusal. Este BEPI se extiende a la totalidad de las deudas y créditos concursales (concurrentes y no concurrentes) que esta persona no ha podido satisfacer durante el procedimiento previsto en la Ley de Segunda Oportunidad, exceptuando los créditos de derecho público y por alimentos. 

El magistrado argumenta esta decisión de conceder el BEPI en el hecho de que la persona concursada cumpla la totalidad de los requisitos previstos para poder cancelar sus deudas, como por ejemplo ser una persona natural y que haya solicitado la exoneración dentro de los quince días siguientes a que la administración concursal comunicase la finalización de las operaciones de liquidación.

Asimismo también cita que esta persona haya tenido la consideración de deudor de buena fe, en los términos que establece el Texto Refundido de la Ley Concursal, ya que el concurso no ha sido declarado culpable y no consta que haya sido condenada en sentencia firme por delito contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso.

Por último, destaca que haya satisfecho en su integridad los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados y haya intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de pagos con los demás acreedores.

Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad y al procedimiento seguido esta mujer podrá de nuevo reiniciar una nueva etapa en su vida sin la presión de no poder atender aquellas deudas para la que no tenía capacidad económica o bienes suficientes o de valor para el pago de las mismas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *