Una mujer de Palma de Mallorca logra cancelar una deuda con varias entidades bancarias gracias a la Ley de Segunda Oportunidad

El Juzgado de Primera Instancia nº4 de Palma de Mallorca ha acordado en un auto con fecha de 15 de septiembre de 2021 conceder a un mujer el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho en aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad. Gracias a esto, la mujer ha logrado cancelar las deudas que tenía con varias entidades financieras a las que no podía pagar las cuotas de los préstamos formalizados al no tener ingresos, ni bienes que liquidar.

En el procedimiento ha intervenido como administrador concursal José María Puelles Valencia, abogado y experto en la Ley de Segunda Oportunidad, quien además está al frente de la plataforma www.webdesegundaoportunidad.com.

Aquí puede Descargar Auto de Juzgado de Primera Instancia nº4 Palma de Mallorca

La magistrada de este Juzgado justifica la concesión de esta cancelación de deudas a través del Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho en que esta persona deudora reúne todos los requisitos que la Ley de Segunda Oportunidad establece para que personas físicas, autónomos o empresarios puedan cancelar sus deudas de forma total o parcial. 

Entre estos requisitos destaca haber actuado de buena fe; no estar condenado en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración de concurso; que no existan antecedentes penales.

También se establece que no consten pendientes de pago ni créditos contra la masa, ni privilegiados y que la persona concursada haya intentado alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con las entidades financieras a las que debía dinero, aspecto éste último desarrollado sin que haya sido posible ningún tipo de acuerdo.

Dado que administrador concursal fijó en su informe que esta persona no disponía de bienes susceptibles de liquidación, la magistrada establece en el Auto que procede el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho y la conclusión del concurso por insuficiencia de la masa, dado que se ha dado ha dado traslado a los acreedores personados sin que ninguno de ellos haya formulado oposición.

Gracias a este procedimiento de Segunda Oportunidad los bancos acreedores de la persona concursada no podrán reclamarle ningún pago más, ni podrán incluirla en ficheros de morosos.

Una nueva sentencia obliga a Hacienda y Seguridad Social a perdonar las deudas de una mujer aplicando el criterio del Supremo sobre Segunda Oportunidad

Una magistrada de los Juzgados de Albacete ha vuelto a dictar una sentencia que obliga a Hacienda y a Seguridad Social a perdonar las deudas que una mujer mantenía con la Administración dentro del procedimiento que ha seguido para poder aplicar la Ley de Segunda Oportunidad. En www.webdesegundaoportunidad.com analizamos este auto en el que la jueza justifica su decisión en los pronunciamientos del Tribunal Supremo que incluye al crédito público en los planes de pagos y en el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho o cancelación de deudas, una línea que ha seguido también los juzgados de Sevilla, Barcelona, Pontevedra o Baleares.

La sentencia se ha conocido tras el amplio debate de los expertos en Derecho Concursal sobre el Anteproyecto de Reforma de la Ley Concursal que el Gobierno ha aprobado y que impide precisamente que los créditos públicos puedan ser cancelados, aspecto que afecta de forma directa al mecanismo de la Ley Concursal.

Para justificar que los créditos públicos sí son exonerables y se pueden cancelar el Tribunal Supremo se apoyó en el contenido de la Directiva Europea sobre insolvencias que defiende este criterio con carácter general. Y es precisamente esta Directiva de obligado cumplimiento para todos los países de la Unión Europea lo que ha llevado a España a iniciar esta reforma concursal aún en trámite para su transposición.

En este caso concreto que se ha dirimido en los juzgados de Albacete, la magistrada ha abordado la situación de una mujer que se vio obligada a pedir un préstamo tras otro para poder pagar sus deudas que no podía atender tras una serie de circunstancias personales, profesionales y laborales. En concreto debía más de 61.000 euros y una parte de estas deudas eran obligaciones de pagos a Hacienda y a la Seguridad Social que no pudo afrontar.

Tras intentar negociar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores (entidades financieras y administración pública) -que no aceptaron- el asunto inició la fase judicial en la que se solicitó la cancelación del 100 % de las deudas. Tanto la Tesorería General de la Seguridad Social, como la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) se opusieron al perdón de estas deudas, invocando en el procedimiento judicial que eran créditos de Derecho Público.

Sin embargo, la magistrada denegó este pronunciamiento y “aplicando el sentido común y los principios generales del Derecho” apuesta por aplicar los criterios del Tribunal Supremo en este caso y concede el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho), dejando a esta mujer libre de tener que pagar los 61.000 euros de deuda. Además obliga a los bancos acreedores de la concursada, así como a Seguridad Social y Hacienda a no poder reclamar ningún pago más, ni incluirla en ficheros de morosos.

Las personas con deudas por sufrir adicciones también pueden acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Un reciente auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Coslada (Madrid) ha supuesto un importante paso para que las personas que deben dinero por sufrir adicciones que sean demostrables puedan acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad y cancelar así estas deudas.

Hay que tener en cuenta que la imagen de las personas que pueden acogerse al procedimiento de eliminación de deudas con la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad siempre se suele relacionar con personas físicas, autónomos o pequeños empresarios que se han visto superados por la pérdida de un trabajo o el mal funcionamiento de un negocio o empresa.

Sin embargo, existe una gran diversidad de motivos y circunstancias que llevan a una persona a contraer deudas y no poder hacer frente a las mismas. Una de ellas es la situación que aborda el Auto emitido por este Juzgado de Coslada, en el que el juez declara la concesión del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (cancelación de deudas) a una persona que confesó padecer ludopatía y generar estas deudas por no poder parar los efectos de la adicción a los juegos electrónicos o de azar.

Gracias al citado auto esta persona se ha visto liberada del pago de casi 100.000 euros que debía a varias entidades financieras y otras especializadas en préstamos al consumo, las cuales ya no podrán reclamarle ningún pago más, ni incluirle en ficheros de morosos, tal y como establece la Ley de Segunda Oportunidad.

La clave que ha posibilitado a esta persona ludópata acogerse al mecanismo de la segunda oportunidad y a la cancelación de sus deudas ha sido la buena fe. El magistrado considera en su Auto que la ludopatía, de ser cierta, es una enfermedad y en ningún caso es indicio de la mala fe del deudor. Por ello si se cumplen el resto de condiciones que acrediten la buena fe del deudor, es posible aplicar las Ley de Segunda Oportunidad.

Revisadas todas las circunstancias de esta persona por el Juez, este determina que estamos ante un concurso de un deudor persona física no empresario. Además, manifiesta que el concurso no ha sido declarado culpable, ni los acreedores se han personado aportando por escrito hechos relevantes que pudieran conducir a la calificación del concurso bajo ese matiz.

En la misma línea, aludiendo de nuevo a los requisitos antes mencionados, el Juez confirma que no constan, en el caso de autos, antecedentes de condena de sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso.

También argumenta que el deudor  haintentado un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, que no ha incumplido la obligación de colaboración y de información respecto del juez del concurso y de la administración concursal, que no ha obtenido el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho en los últimos 10 años y que no ha rechazado una oferta de empleo adecuada a su capacidad en los cuatro años anteriores a la declaración del presente concurso.

Pese a ello, en el procedimiento ante el Juzgado el mediador concursal del caso se opuso a la cancelación de las deudas, alegando que sí existía mala fe en el deudor, ya que en la generación y aumento de sus deudas contribuyó directa o culposamente la ludopatía que esta persona confesó padecer en varios de los correos electrónicos que intercambio con el mediador concursal. 

Sin embargo, el magistrado señala que de los argumentos aportados por el mediador concursal no pueden relacionarse con ninguno de los supuestos especiales de calificación del concurso como culpable previsto en el artículo 443 del Texto Refundido de la Ley Concursal. Y señala que la ludopatía, de ser cierta, es una enfermedad, y no es indicio de la mala fe del solicitante”.

Por ello el juez concede al deudor el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho y la cancelación de unas deudas que ascendían a 97.451 euros. Exonera por ello los créditos ordinarios, y subordinados pendientes de pago a la fecha del auto.

Nueva convocatoria del Curso de Especialización en Derecho Concursal con un enfoque práctico

El Aula Jurídica de SEPIN Editorial Jurídica organiza una nueva convocatoria del Curso de Especialización en Derecho Concursal que impartirá del 26 de octubre al 30 de noviembre José María Puelles Valencia, abogado, experto en Administración Concursal e impulsor de la plataforma www.webdesegundaoportunidad.com.

El curso destaca por su visión eminentemente práctica a partir de la fijación inicial de los conceptos teóricos claves de cada una de las 5 sesiones -una por semana- en que se divide el programa formativo

En este enlace de SEPIN Editorial Jurídica puede acceder al contenido completo del Cursos de Especialización en Derecho Concursal e inscribirse

Las 5 sesiones del programa se desarrollarán de 16,00 a 19,00 horas e incluyen áreas temáticas como los aspectos prácticos del derecho preconcursal (martes, 26 de octubre); la fase común del concurso (martes, 2 de noviembre); el  convenio (martes, 16 de noviembre de 2021); la liquidación (martes, 23 de noviembre) y la culpabilidad concursal y la conclusión del concurso (martes, 30 de noviembre de 2021).

La formación tampoco dejará de lado las novedades que se vienen produciendo alrededor del Anteproyecto de Reforma de la Ley Concursal aprobado por el Gobierno, teniendo en cuenta que aún le falta un notable recorrido tras el periodo de alegaciones al que ha estado sometido y los trámites que debe seguir hasta que llegue al Congreso y se someta a la fase de debate y de alegaciones por los diferentes grupos políticos.